14 mil 600 días

Juana, Alonso. Madre, Padre:  En pocas horas, mi cuerpo, que ocupa 49 centímetros cuadrados si estoy de pie, que mide un metro y casi sesenta centímetros, que pesa 51 kilos…  todo este cuerpo lleno de vísceras, sangre, huesos, órganos, tendones, músculos,  todo este ser que exhala, sueña, suda, llora, mea, gime, pulsa, toda esta persona queSigue leyendo “14 mil 600 días”

Reflexiones sobre la práctica SLMFV

Si Los Martes Fueran Viernes En este contexto, creo, que improvisar se trata de crear y componer a través del movimiento, entre uno y/o varios cuerpos, vinculados a través de la presencia, la música y ciertas pautas previas, adecuadas a cada situación y tipo de encuentro. SLMFV tiene la particularidad de convocar a personas queSigue leyendo “Reflexiones sobre la práctica SLMFV”

SIN

Hace días la palabra inadecuada se ha colado en mi paisaje. El lenguaje construye realidades – advierto – pero este inoportuno término viene a invadir un territorio extraño. Sin permiso se instala en la frágil memoria de lo inmediato y me abruma con su repetida presencia durante las mañanas frías. Brindo por los silencios a los que noSigue leyendo “SIN”

SOBRE EL GRAN BOLERO*

La oscuridad es masacrada por el ruido. Una lluvia de disparos. Un cuerpo que intuimos, los recibe, impávido. Quieto y a la vez permeable. Respira, no mires, respira, mira. Lo están acribillando de nada. Tranquila. Mientras la luz abre el espacio y los ojos comienzan a distinguir otras texturas en la penumbra, dos filas deSigue leyendo “SOBRE EL GRAN BOLERO*”

“Mira cómo Arde”

El teatro ( o el “hecho” escénico) una vez explosiona ante el público, deja siempre un impacto en quienes lo han detonado, que necesita ser asimilado. Como el golpe grave de lo efímero. Como si lo fugaz, esa capacidad de diluirse en el tiempo, lo volviera aún más rotundo. La “epicidad” de los procesos deSigue leyendo ““Mira cómo Arde””

La Fiesta Retórica

Aparecen un buen día, como un navío cargado de posibilidades, de nombres nuevos, de horizontes, tesoros antiguos que guardan la promesa a descubrir. Tiran el ancla en la orilla del desconcierto y va desembarcando entidades con forma de conceptos, que al pisar tierra se vuelven pregunta. Una tras otra se acurrucan en un extraño desorden,Sigue leyendo “La Fiesta Retórica”

Mirar y Dejar

(Barcelona Mayo 2018. Soliloquio a dos voces. Ejercicio de Escritura Teatral para Dirección y Dramaturgia)   Estaba tan cerca…          No pude despedirme Miré al Final fijamente, y entonces, comenzó a alejarse – Era un final con F mayúscula – Esa mirada suya               La olvidaré un día             ? MeSigue leyendo “Mirar y Dejar”

La Bandada (L’estol)*

El aire que te envuelve. Lo respiras. Te das cuenta? Una inercia transparente te sostiene. Lleva tu anatomía mecánicamente, hacia donde la memoria te está esperando. Un sincrónico aliento conmueve desde la médula hasta el infinito, mientras repites la frase para la que llegaste aquí un día: …nacer…ser…acontecer… …nacer…ser…acontecer… Una mas de la manada, delSigue leyendo “La Bandada (L’estol)*”

elhilo (2da parte)

VI Me miro, otra vez desde adentro, aquí, tan abajo, tan cálido, tantos hilos que me rodean, me comunican, me enlazan; no entiendo nada a pesar de lo recorrido. VII Vidas enteras aquí. Soy nueva en cada cuerda, en cada parpadeo, en cada giro, en cada caída. Por eso sigo. Me dejo acariciar por laSigue leyendo “elhilo (2da parte)”

elhilo (1era parte)

I Me miro desde adentro. Me siento respirar, estar viva, ahí, donde no entiendo. Me he dejado acariciar por el desconcierto, ahí, donde me pierdo, y tanteo las salidas posibles. Oscuro. Sé que la caída es infinita y no la quiero. No puedo perder tiempo en ese silencio; lo “abandónico” del ensimismamiento. No puedo distraermeSigue leyendo “elhilo (1era parte)”